O-Live colabora con la plataforma SOS Cenizo Andalucía

June 17, 2015

 

El Aguilucho Cenizo (Circus pygargus) es la rapaz europea que sufrió un mayor declive en su población en los últimos 15 años.

Al contrario de la mayoría de las rapaces, éste construye su nido en el suelo, con preferencia en prados naturales. Pero la agricultura intensiva de monocultivos ha sustituido este tipo de vegetación por campos de cereales, comprometiendo los modos de cultivo tradicionales que garantizaban un lugar perfecto para la nidificación de los aguiluchos. Hoy el Aguilucho Cenizo ostenta en España el estatuto de Vulnerable a la Extinción, de acuerdo con el Libro Rojo de los Vertebrados, estando esta clasificación directamente relacionada con la destrucción de su hábitat. La sustitución de cereales de ciclo largo por otros de ciclo más corto resulta en la cosecha cuando las crías aún no han dejado el nido, siendo éstas atropelladas por las máquinas cosechadoras, causándoles la muerte o lesiones graves. Todos los años ingresan en los centros de recuperación de fauna salvaje decenas de pollos cuyos los nidos han sido devastados.

Su estatuto de conservación le da protección por la legislación europea, siendo responsabilidad de las administraciones publicas la puesta en marcha de programas en pro de la conservación de la especie.

La plataforma SOS Aguilucho Cenizo Andalucía nace tras la interrupción en 2011 del Programa Regional del Aguilucho Cenizo de la Junta de Andalucía con el que se localizaban y marcaban los nidos para evitar su destrucción en el momento de la siega. Desde entonces los seguimientos de la especie en Andalucía son realizados por asociaciones y voluntarios que alertan de los bajos números de individuos registrados.

O-Live se asoció con esta plataforma y desde abril lleva a cabo salidas de campo para la observación y localización de la especie. Tras mes y medio patrullando la zona de Villamartín y sin señales de presencia de parejas de aguilucho cenizo, apenas individuos sueltos, nuestro equipo pudo comprobar que la especie este año no utilizó estos territorios. Según los agentes de medio ambiente, que realizaron también observaciones sin resultados en los mismos campos, años atrás este área albergaba una colonia de aguilucho, pero el cambio de cultivos, la utilización de riego, las cosechas tempranas en años anteriores podrán haber hecho con que la colonia desapareciera o se haya desplazado a otra zona.

O-Live también colaboró con los agentes de medio ambiente en la localización de nidos en la zona de Arcos de la Frontera. Mediante observaciones y el trabajo coordinado de todos se consiguieron encontrar y marcar 5 nidos, que en casi todos los casos contenían huevos que habían ya eclosionado. Ante la inminencia de la cosecha se marcaron los nidos para que la maquinaria respetase un perímetro entorno al nido durante la siega. Pese a que lo ideal es el retraso del momento de la cosecha en las parcelas con aguilucho este método permite encontrar un punto de acuerdo entre los intereses de los agricultores y la protección de esta especie.

Please reload

Entradas Destacadas

O-Live se adhiere como entidad socia a la Red Agroecológica de Cádiz

September 30, 2017