Las tareas del olivar

August 24, 2016

Uno de los objetivos principales de O-Live es conseguir un modelo de producción sostenible y rentable para el olivar tradicional de montaña. Para ello, desde hace dos años nos encontramos en un proceso de regeneración de un olivar centenario que durante años estuvo abandonado.

 

El olivo, a lo largo de su vida va mostrando signos de envejecimiento claramente visibles. Uno de ellos es la disminución en la proporción de hojas y madera en las ramas,  que provoca una acusada disminución de la producción. Para paliar dichos efectos se procede a una poda de regeneración durante el invierno, que consiste en cortar algunas de las ramas viejas para dar paso a ramas nuevas que disponen de mayor fuerza y vitalidad.

 

El proceso empieza cortando una de las ramas madre, la cual elegiremos por su  menor relación hojas-madera o por su posición demasiado erecta. A lo largo de la primavera, y una vez que el corte ha cicatrizado, decenas de varetas saldrán alrededor para ocupar el espacio vacío.

 

Es durante el verano cuando comienza la tarea de seleccionar que varetas tienen la orientación y fuerza necesarias para suplir a la antigua rama madre, y el resto serán cortadas.