Resultados Fuentes de Vida 2017

July 12, 2018

El proyecto “Restaurando puntos de agua, creando Fuentes de Vida”, comenzó el año 2017 con el objetivo primordial de proveer de puntos potenciales de reproducción a la fauna anfibia. Para ello se adaptaron más de treinta fuentes, albercas y abrevaderos; y se crearon quince charcas temporales.

 

Durante el año 2018 hemos compaginado la creación de nuevos puntos de agua con el seguimiento de los creados en 2017, obteniendo resultados muy positivos. Entre los meses de diciembre y mayo se muestrearon, al menos una vez al mes, los 39 territorios que comprenden los 45 puntos de agua sobre los que se actuó en la primera fase del proyecto. De esta manera se pudieron abarcar las diferentes épocas de cría de las distintas especies de interés.

 

Estos muestreos tuvieron como objetivo determinar la eficacia de las medidas llevadas a cabo durante el primer año del proyecto. Para ello se constató la presencia o ausencia de las diferentes especies de interés en cada territorio así como la utilización de los puntos de agua como lugares de reproducción.

 

Durante los muestreos realizados se identificaron ocho especies de anfibios: salamandra penibética (Salamandra salamandra); gallipato (Pleurodeles waltl); sapo común (Bufo spinosus); sapo corredor (Bufo calamita); rana común (Pelophylax perezi);  sapillo pintojo meridional (Dicoglossus galganoi); sapillo moteado (Pelodytes punctatus) y ranita meridional (Hyla meridionalis).

 

Del total de 39 territorios estudiados, en 34 (87%) se constató la presencia de anfibios. En el caso de las charcas temporales, creadas especialmente para los anfibios con mayores necesidades ecológicas a la hora de reproducirse, de los 15 nuevos puntos creados se constató la presencia de anfibios en el 100%.

 

Del total de 39 territorios muestreados, 33 fueron positivos a la presencia de salamandra penibética (84,6%), resultando la especie más ubicua de las ocho detectadas. La segunda especie más extendida en los territorios de muestreo fue la rana común, presente en 10 territorios (25,6%). El sapillo pintojo meridional fue encontrado en 6 territorios (15,4%); el sapo corredor en 5 territorios (12,8%); el sapo común y el sapillo moteado fueron encontrados en 3 territorios (7,7%); la ranita meridional fue encontrada en 2 territorios (5,1%) y el gallipato estaba presente en tan solo uno de los territorios (2,6%).

Sin embargo, con el paso del tiempo hemos podido observar como mediante estas actuaciones también se consigue otro objetivo fundamental, que es proveer de puntos de agua que sirvan como bebedero o puntos de alimentación para la fauna en general, con la cual comparten ecosistema.